banner generalbanner general
Conferencia El lugar del arte: todo por ver
Fecha/Hora de Inicio:
miércoles, 20 de junio de 2018 18:30
Categoría:
Programación Académica
Espacios:

Miércoles 20
El lugar del arte: todo por ver
6:30 p.m.
Teatro MAMM.
Entrada libre, aforo limitado.


En esta conferencia María Iovino examinará las condiciones que le exigen al arte y a los intelectuales del momento tomar distancia y decisiones radicales de transformación. Así mismo, valorará aspectos del legado de los siglos y de la investigación presente que acompañan este paso y lo respaldan para que no se convierta en un salto al vacío. En paralelo, analizará relaciones de la creación artística con la expresión política, espiritual y con la función comercial.

Todo por ver

Para el arte períodos como el presente son una prueba letal en la que la historia selecciona con relativa celeridad visiones relevantes y desplaza con crudeza las que no lo son. El actual es un momento de transición de una forma histórica a otra y por lo mismo es también un tiempo de desconcierto, de confusión, de fatigas y de confrontaciones, que precisa de manera concluyente de visiones potentes, esclarecedoras, integradoras y fundadoras.

En períodos como el nuestro el arte se enfrenta a los mayores desafíos y a las más difíciles circunstancias y así se encuentra de cara desnuda ante su único y real compromiso: el de ver, comprender y expresar la realidad de manera frontal y, simultáneamente, en un circuito vasto, de forma esclarecedora y sensible.

La propuesta de un creador debe ser capaz de propiciar tanto así como un despertar en otras fronteras, mucho mas si su momento coincide con una renovación cultural. La que está ad portas viene propulsada por poderosos replanteamientos de la ciencia, pero también por conquistas del conocimiento espiritual. Andre Malraux sentenció que el siglo XXI sería espiritual o no sería en razón a que pudo avisar entre las múltiples experiencias de su intensa biografía la fuerza creciente de un campo del saber que cada vez se relacionaría más con otros, tanto como para ocupar un lugar dominante entre ellos.

No es finalidad del trabajo de un artista erigirse como líder. Es la sociedad la que lo posiciona como tal -a él y a su obra- en tanto que le otorga visión al colectivo, aviva sus sentidos y le indica caminos probables porque ha logrado atravesar las circunstancias y sus posibilidades con todas las percepciones abiertas. Su reto es además quebrar el círculo vicioso para abrirle paso al cambio y esto comporta desobediencia a los mecanismos de legitimidad y, así mismo, a los escenarios de complacencia. Entre los principales están por supuesto el mercado, la ignorancia de los medios y las instituciones culturales mejor establecidas. Estos son puntales de una organización compleja y atada con cintas de seguridad a sus lugares de asiento.

María A. Iovino Moscarella

Ha desarrollado un trabajo reconocido en el arte colombiano y en el de América Latina en los ámbitos docente, investigativo y curatorial. En estos campos ha sido invitada por museos, universidades e instituciones culturales de Colombia, América Latina, Norteamérica y Europa. Ha tenido a cargo la dirección de proyectos académicos en las Universidades de los Andes, Javeriana y en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, ha sido asesora de diversos proyectos culturales y educativos. Entre sus publicaciones mas conocidas se encuentran los primeros estudios monográficos dedicados a las obras de Oscar Muñoz y Bernardo Salcedo, varias reflexiones dedicadas al pensamiento fotográfico y al arte joven en Latinoamérica. Entre otros reconocimientos y becas, sus trabajos en televisión cultural fueron señalados por dos premios Simón Bolívar. Ha sido también destacada como una de las mejores proposiciones críticas de América Latina.​




2018-06-20 18:30:00 2018-06-20 20:30:00 America/Bogota Conferencia El lugar del arte: todo por ver

Miércoles 20
El lugar del arte: todo por ver
6:30 p.m.
Teatro MAMM.
Entrada libre, aforo limitado.


En esta conferencia María Iovino examinará las condiciones que le exigen al arte y a los intelectuales del momento tomar distancia y decisiones radicales de transformación. Así mismo, valorará aspectos del legado de los siglos y de la investigación presente que acompañan este paso y lo respaldan para que no se convierta en un salto al vacío. En paralelo, analizará relaciones de la creación artística con la expresión política, espiritual y con la función comercial.

Todo por ver

Para el arte períodos como el presente son una prueba letal en la que la historia selecciona con relativa celeridad visiones relevantes y desplaza con crudeza las que no lo son. El actual es un momento de transición de una forma histórica a otra y por lo mismo es también un tiempo de desconcierto, de confusión, de fatigas y de confrontaciones, que precisa de manera concluyente de visiones potentes, esclarecedoras, integradoras y fundadoras.

En períodos como el nuestro el arte se enfrenta a los mayores desafíos y a las más difíciles circunstancias y así se encuentra de cara desnuda ante su único y real compromiso: el de ver, comprender y expresar la realidad de manera frontal y, simultáneamente, en un circuito vasto, de forma esclarecedora y sensible.

La propuesta de un creador debe ser capaz de propiciar tanto así como un despertar en otras fronteras, mucho mas si su momento coincide con una renovación cultural. La que está ad portas viene propulsada por poderosos replanteamientos de la ciencia, pero también por conquistas del conocimiento espiritual. Andre Malraux sentenció que el siglo XXI sería espiritual o no sería en razón a que pudo avisar entre las múltiples experiencias de su intensa biografía la fuerza creciente de un campo del saber que cada vez se relacionaría más con otros, tanto como para ocupar un lugar dominante entre ellos.

No es finalidad del trabajo de un artista erigirse como líder. Es la sociedad la que lo posiciona como tal -a él y a su obra- en tanto que le otorga visión al colectivo, aviva sus sentidos y le indica caminos probables porque ha logrado atravesar las circunstancias y sus posibilidades con todas las percepciones abiertas. Su reto es además quebrar el círculo vicioso para abrirle paso al cambio y esto comporta desobediencia a los mecanismos de legitimidad y, así mismo, a los escenarios de complacencia. Entre los principales están por supuesto el mercado, la ignorancia de los medios y las instituciones culturales mejor establecidas. Estos son puntales de una organización compleja y atada con cintas de seguridad a sus lugares de asiento.

María A. Iovino Moscarella

Ha desarrollado un trabajo reconocido en el arte colombiano y en el de América Latina en los ámbitos docente, investigativo y curatorial. En estos campos ha sido invitada por museos, universidades e instituciones culturales de Colombia, América Latina, Norteamérica y Europa. Ha tenido a cargo la dirección de proyectos académicos en las Universidades de los Andes, Javeriana y en el Museo de Arte Moderno de Bogotá, ha sido asesora de diversos proyectos culturales y educativos. Entre sus publicaciones mas conocidas se encuentran los primeros estudios monográficos dedicados a las obras de Oscar Muñoz y Bernardo Salcedo, varias reflexiones dedicadas al pensamiento fotográfico y al arte joven en Latinoamérica. Entre otros reconocimientos y becas, sus trabajos en televisión cultural fueron señalados por dos premios Simón Bolívar. Ha sido también destacada como una de las mejores proposiciones críticas de América Latina.​




Teatro EL MAMM [email protected]