banner generalbanner general

Parque de Esculturas del Cerro Nutibara

(1989)

Los proyectos que hicieron parte del 
Parque de Esculturas del Cerro Nutibara son:


Édgar Negret. 
Torre.  

Aluminio ensamblado y pintado.4 m.


Carlos RojasSin Título. 

Concreto y acero pintado. 6 x 10 x 10 m.


Otto Hajek. Signo aleteando al espacio. 

Concreto pintado. 6 m.


Manuel Felguérez. Construcción.

Hierro y concreto. 4 x 6.7 x 12 m.


Alberto Uribe. Sin Título

Concreto y acero pintado. 4.5 x 7 x 7 m.


Sergio de Camargo. Sin Título. 

Mármol pulido. 0.7  x 0.5 m.


Carlos Cruz-Díez. Estructura Cromovegetal. 

Construcción en concreto y plantas. 3 x 20 x 10 m.


John Castles. Construcción. 

Tubería de acero soldada. 3.8 m.


Ronny Vayda. Sin Título. 

Hierro y vidrio. 2.4 x 3.6 x 1.5 m.


Julio Le Parc. Sin Título. 

Fibra de vidrio ensamblada en aluminio. 6.5 x 2.7 m.

 

 

Parque de Esculturas del Cerro Nutibara
Visita a cargo de Edgar Negret
Construcción del Parque de Esculturas del Cerro Nutibara
Montaje de la obra "Sin Título" de Carlos Rojas
Carlos Cruz-Diez instruyendo sobre la instalación de su obra "Estructura Cromovegetal"
Sergio de Camargo, "Sin Título", 1981. Mármol pulido, 70  x 50 cm
Manuel Felguérez, "Construcción", 1981. Hierro y concreto, 400 x 670 x 1200 cm
Al principio de la década de los años ochenta, la administración municipal concibió un proyecto para transformar el cerro Nutibara en un centro cultural y recreativo. Así, en 1983, por iniciativa de la Alcaldía de Medellín, con la dirección y asesoría del MAMM, la coordinación del maestro Édgar Negret y el patrocinio y la colaboración de la empresa privada, se crea el Parque de Esculturas del Cerro Nutibara. Diez artistas nacionales e internacionales fueron invitados para dar vida al proyecto: Édgar Negret, Carlos Rojas, Alberto Uribe, John Castles y Ronny Vayda, entre los escultores colombianos, y Carlos Cruz-Diez, Manuel Felguérez, Julio Le Parc y Sergio de Camargo, entre los artistas extranjeros.Cada uno debía construir su escultura en un plazo de veinte días. Un año después, con la idea de darle continuidad en el tiempo al proyecto, e ir expandiendo el Parque de Esculturas, se instaló una obra del artista alemán Otto Hajek. El propósito era que, con sus ampliaciones periódicas, el proyecto sirviera de “termómetro” de la escultura contemporánea en un plazo de cincuenta años, algo que finalmente no se materializó.


Registro de la construcción del Parque de Esculturas del Cerro Nutibara. 1983