Cerrado hoy

Nuestro edificio de expansión ha sido nominado al Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona

Celebramos la reciente selección de nuestro edificio de expansión, diseñado por Ctrl + G (Viviana Peña y Catalina Patiño) junto a 51-1 (Manuel de Rivero, Fernando Puente Arnao y César Becerra), para participar en el Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona: espacios abiertos / espacios colectivos. Este honor resalta la importancia del proyecto entre las 26 obras de Latinoamérica elegidas de un total de 42 inscritas, destacando su valor arquitectónico y su impacto en la comunidad.

Un premio que se inspira en la pregunta por cómo se construye ciudad, presente en la obra del arquitecto Rogelio Salmona, y que ahora hace parte de un legado que fomenta proyectos de espacios abiertos que invitan a la ciudadanía a encontrarse como iguales. Estos lugares enriquecen la vida de la ciudad y transforman las formas de pensar sobre lo común, invitando a reunirse y dialogar.

Un poco de historia

Desde nuestra fundación en 1978, hemos trabajado por promover la reflexión, el debate y la construcción de ciudad. En esta línea, fuimos elegidos por la Alcaldía de Medellín para liderar la transformación de los terrenos de la antigua Siderúrgica de Medellín. Gracias a un ambicioso plan de renovación urbana, la zona industrial dio paso a Ciudad del Río, un nuevo barrio mixto que alberga viviendas, comercios y oficinas, con nuestra sede como epicentro cultural.

Este camino ha seguido dos estrategias arquitectónicas fundamentales. La primera, entre 2006 y 2009, fue la recuperación y transformación del antiguo edificio Talleres de Robledo. La segunda, iniciada en 2009, consistió en un concurso privado e internacional para ampliar las instalaciones museográficas detrás de Talleres de Robledo. El resultado es un edificio que reinterpreta las formas de organización espontánea de los barrios populares de Medellín, integrando terrazas, plazas, balcones y escaleras que conectan y articulan en altura los diversos programas museográficos.

Nuestro proyecto de expansión propone una apertura bidireccional: del museo hacia la ciudad y de la ciudad hacia el museo. Las salas de exposición se extienden a las terrazas y plazas, convirtiéndose en parte del espacio público, mientras que la vida pública de la plaza y el parque adyacente ingresa al edificio a través del vacío central y las escaleras abiertas. Esta interacción se intensifica con el teatro del museo, cuya fachada oriental permite la proyección de video tanto al interior como al exterior, extendiendo la gradería interior hacia la plaza.

Estas innovaciones han permitido que las escaleras, la plaza, el teatro y las terrazas no solo cumplan sus funciones originales, sino que actúen como lugares de expansión de contenidos culturales y de encuentro ciudadano. Eventos como la Noche Extendida, las funciones de cine al aire libre y los conciertos se han convertido en elementos clave de la agenda cultural de la ciudad. La imagen de 3,500 personas sentadas en la plazoleta simboliza cómo, a través de nuestra arquitectura, nos acercamos a la ciudadanía y nos conviertimos en un espacio de producción de mensajes y experiencias colectivas.

Este reconocimiento en el Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona subraya este papel transformador en la vida cultural y urbana de Medellín, y cómo la arquitectura puede ser una herramienta poderosa para la construcción de lo colectivo y la transformación cultural.