banner generalbanner general
>> Exposiciones Pasadas

Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria

Sala B y Sala de Fundiciones

 


Artistas: Celia Hempton · Débora Arango · Hugo Zapata · José Pedro Godoy · José Sierra Vega · Julián Urrego · Karen Paulina Biswell · Luz Lizarazo · Marta Elena Vélez · Martín Soto Climént · Miguel Ángel Cárdenas · Noelle Lieber · Richard John Jones · Rodrigo Arenas Betancur · Rodrigo Callejas · Sharon Hayes · Tala Madani.

Deseo es una exposición que celebra la diversidad de la pulsión sexual, del deseo y del amor, y apela a la toma de conciencia de la naturaleza misma, profundamente variada y profundamente humana en su variedad, del amor y el deseo como fuerza motriz de la actividad humana y de la producción artística. Deseo aboga por un entorno en el que todos tenemos los mismos derechos de acceder, ejercer y pronunciarnos respecto de nuestra sexualidad. En esa medida, no es sólo una exposición incluyente sino que abraza la pluralidad como única visión posible de un mundo, de hecho, diverso y la autonomía como el único modelo viable de gestión del cuerpo y sus posibilidades amorosas.



Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria. Sala B y Sala de Fundiciones, piso 1
Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria. Sala B y Sala de Fundiciones, piso 1
Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria. Sala B y Sala de Fundiciones, piso 1
Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria. Sala B y Sala de Fundiciones, piso 1
Deseo. Una exposición sobre el amor, el sexo y la lujuria. Sala B y Sala de Fundiciones, piso 1


En aras de complementar los aspectos políticos, legislativos y legales del activismo de género y sexual, la exposición da cuenta de cómo los artistas se refieren a este aspecto primigenio del ser humano a través de su trabajo y cómo contribuyen a cambiar la percepción sobre un tema que aún es considerado tabú en muchas partes. En Deseo confluyen obras que abordan el amor, el deseo y sus infinitas variantes –a veces al margen de las normas socialmente aceptadas–, desde miradas, generaciones, técnicas e identidades sexo-genéricas diversas, temas que a su vez contribuyen a forjar identidades, desarrollos en la personalidad, asunción de la libertad en la expresión sexual, así como todo el medro y múltiples implicaciones que aporta a la sociedad. 


Deseo celebra la diversidad, la sexualidad, el amor y la proximidad entre seres humanos, independientemente de sus características y sus circunstancias, no sólo de manera romántica sino también política, y nos acerca a una parte de nosotros mismos que nos han enseñado a esconder, a callar y a avergonzarnos. La exposición busca contrarrestar las fuerzas oscuras que imponen modelos represivos no sólo sobre la sexualidad sino, en términos más amplios, aquellos parámetros que dificultan la posibilidad de una vida plena en nombre de los valores y la tradición, incluidos los condicionantes culturales y  legislativos. Finalmente, ¿de qué sirve la tradición sino para entender cuáles son los modelos que no funcionan?